¿Qué significa el logo de Jaguar?

¿Qué significa el logo de Jaguar?

publicado en: Noticias | 0

El famoso y muy felino logo de Jaguar comenzó siendo algo muy distinto, nada menos que las iniciales de una compañía que cambió su nombre en la Segunda Guerra Mundial para evitar confusiones desagradables. ¿Quieres saber más? ¡Aquí te lo contamos!

Fue hace casi un siglo, en 1922, cuando Sir William Lyons fundó en Coventry una compañía de nombre Swallow Sidecar Company. Se trataba de una empresa dedicada a la producción de pequeños sidecares (unos habitáculos para un pasajero, de una sola rueda, y que se adosaban al lateral de una moto), que enseguida dio el salto hacia los utilitarios para más tarde embarcarse en la fabricación de vehículos deportivos.

El logotipo elegido reproducía las siglas del principal accionista, SS, pero las siniestras relaciones de dicho nombre les obligaron a modificarlo para evitar el recuerdo de la temible Schutzstaffel alemana, cuerpo represivo del régimen nazi dirigido por el horripilante Heinrich Himmler.

Se encontraron entonces con la dificultad de elegir, primero, un nuevo nombre, y la solución la encontraron recurriendo a un modelo deportivo propio presentado en 1935 y de nombre SS Jaguar. Bastaría con quitar esa doble S maldita y llamarse simplemente Jaguar.

A partir de aquí, las decisiones fueron rápidas: se adoptó el estilizado y hermoso felino que todos conocemos, primero como un añadido a ciertos modelos y más tarde de forma permanente, colocándose en los capós de todos los vehículos que produjese la marca. Fue, en sus inicios, un modelo tridimensional, pero las normas de prevención de daños y seguridad de los peatones les obligaron a cambiarla de nuevo, optando por un diseño más plano.

Desde entonces, Jaguar es sinónimo de diseño británico, de vehículos estilizados y potentes, como la fiera felina que le da nombre, y esa identidad de marca se trasladó desde sus inicios al interior de los coches, con diseños que hoy todos relacionamos con la esencia de la elegancia británica, un elemento que ha hecho que la compañía juegue también a la nostalgia de su propio clasicismo, permitiendo adquirir reediciones de sus vehículos histórico, fabricando piezas de recambio para sus modelos clásicos. De hecho, a día de hoy, es posible hacerse con prácticamente cualquier panel de la carrocería de antiguos jaguar, lo que permite además revalorizar los vehículos clásicos, que pueden así mantenerse en perfecto estado de funcionamiento y belleza por muchos, muchísimos años.

Dejar una opinión