Los Centros Autorizados de Tratamiento, algo más que un lugar para el desguace

Los Centros Autorizados de Tratamiento, algo más que un lugar para el desguace

publicado en: Medio Ambiente | 0

Los Centros Autorizados de Tratamiento no son simples cementerios de coches y otros vehículos, sino el lugar donde conseguir recambios de todo tipo, desde parachoques a luces o motores. ¡Y a buen precio!

De acuerdo, es cierto que la tradición nos denomina “desguaces”, y que incluso en nuestro nombre se incluye esa palabra de la que no renegamos (¡Faltaría más!), pues no sólo habla de nuestros orígenes, sino que describe una de nuestras actividades principales: el tratamiento, descontaminación, reciclaje y despiece de los vehículos que llegan hasta nosotros. Pero, por si no lo sabían, hace ya tiempo que en España nuestro nombre oficial es el de Centros Autorizados de Tratamiento (CAT). ¿Y qué significa? Muchas cosas, pero sobre todo hace referencia a los complejos procesos de control, clasificación y reciclado de las muchas, muchísimas piezas y sustancias que componen los vehículos a motor.

Así que frente al tópico de los desguaces como oscuros cementerios de coches oxidados y acumuladores de chatarra, quizá no sepan que en los CAT no solo trituramos vehículos para convertirlos en cuadraditos. Es sólo una de nuestras múltiples actividades. De hecho, todo vehículo que llega a nuestras manos ha de pasar por un exigente proceso de control y reciclado hasta que clasificamos las piezas para su posible venta. Los CAT somos, de hecho, auténticos espacios de descontaminación, reciclaje y recuperación de piezas; y por supuesto el lugar ideal para encontrar recambios para vuestros vehículos a un precio muy pero que muy competitivo.

En próximas entradas os explicaremos con más detalle el proceso de clasificación, desmontado y limpieza de las piezas que pasan a formar parte de nuestro stock, y os enseñaremos las instalaciones donde nuestro equipo trabaja siguiendo estrictos protocolos medioambientales y de calidad. Pero hoy queríamos contaros simplemente qué es un CAT, y qué dice la reglamentación sobre nuestras actividades.

La nueva reglamentación del sector (el Real Decreto 20/2017) indica que sólo los CAT estamos autorizados para el tratamiento, descontaminación y gestión de la compraventa de piezas de vehículos de segunda mano. Para ello, se nos autoriza a extraer piezas de los vehículos que llegan a nuestras manos siempre, por supuesto, que hayan sido dados de baja en la Dirección General de Tráfico y tengan toda su documentación en regla. Se trata, en fin, de una actividad que implica fuertes obligaciones de control, pues los CAT debemos examinar meticulosamente los vehículos y, por ejemplo, informar a las autoridades competentes si detectamos algún indicio de manipulación o extracción previa de las piezas que indique la posibilidad de una venta ilegal de piezas usadas. ¿La razón? Reforzar la gestión responsable y ecológica de los muchos residuos generados por el tratamiento y reciclado de los automóviles.

Es mucho trabajo, por supuesto, pero ha permitido que, hoy, los desguaces seamos instalaciones tecnológicas complejas e innovadoras y en Desguaces la Torre estamos orgullosos de que aquí sea.

Dejar una opinión